Mantener tu reputación a pesar de hacer negocio

Al principio de los tiempos, Internet era un paraíso libre de anuncios y publicidad, y todavía hoy hay muchas web creadas con la única intención de proporcionar información a sus lectores de forma gratuita.

Por ello, hay muchos internautas que critican duramente la práctica de monetizar o hacer negocio con los sitios web, críticas que son especialmente duras con los sitios repletos de banners, enlaces de afiliado y similares.

Como bloguero o propietario de un sitio web, esto obliga a buscar un equilibrio. Para los recién llegados resulta difícil encontrar el camino correcto y cometen errores que tienen efectos negativos a largo plazo.

Para evitar esas consecuencias negativas a largo plazo para tu imagen y credibilidad, aquí ofrecemos algunos consejos para monetizar tu sitio de forma adecuada:

Los temas principales

  • Los típicos errores de principiante al monetizar tu sitio
  • Cinco consejos para mantener tu reputación en el tiempo

Cautelas generales

Hace algunos años se criticaba mucho la monetización excesiva en webs, pero hoy no es tan raro ver que los blogs y otros sitios hacen negocio con su contenido. Aun así, muchos usuarios y visitantes se quejan por un exceso de anuncios, o expresan rechazo hacia las web que parecen diseñadas solo para ganar dinero.

Cada sitio web o blog es diferente, así que al final se trata de descubrir qué es aceptable en el tema o ámbito concreto sobre el que estás escribiendo.

Errores en la monetización

Muchos principiantes cometen errores recurrentes cuando empiezan a hacer dinero con sus sitios, y esto es algo que puede hacer que nunca consigan crearse una buena reputación ‘online’.

Demasiada monetización

Hay incontables programas de afiliado, muchas redes de banners y una enorme cantidad de potenciales fuentes de ingresos. Eso hace que instalar banners o enlaces de afiliados sea muy tentador. Pero eso también puede llevar a que los visitantes se cansen rápidamente de tantos anuncios y dejen de visitar tu blog o sitio web.

Por eso, debes asegurarte de que tus acciones de monetización no sean excesivas. Tu contenido siempre debería aparecer en la parte principal del sitio y la navegación no debería verse entorpecida por los anuncios y similares. El propósito de un buen sitio web o blog debe ser siempre ayudar a responder preguntas y ofrecer soluciones a problemas reales.

Recomendaciones inapropiadas

Y, si los banners y los enlaces de afiliado pueden irritar a algunos visitantes, cualquier enlace a fuentes de ingresos inapropiadas pueden molestarles de verdad.

Así que, por ejemplo, si un anuncio de ropa para bebé les lleva a un sitio web de coches, el visitante se distrae por ser algo muy poco adecuado para ellos. Del mismo modo, si incluyes publicidad deshonesta o con muy mala reputación, esta imagen se reflejará en ti como propietario del sitio web o blog.

Integración tardía

¿Puedes que sea demasiado tarde para integrar publicidad en tu sitio web? Sí, es posible.Si has desarrollado tu blog durante mucho tiempo sin mostrar ningún tipo de publicidad, los lectores esperarán que siempre se así. Y si de pronto introduces anuncios, puede que les siente mal, por eso lo ideal es probar introduciendo algunos enlaces y anuncios en tu sitio web lo antes posible.

Falta de señalización

Al menos en Reino Unido, la publicidad debe aparecer señalizada como tal. NO trates de esconderla o incluir enlaces torticeros para intentar llevar a los visitantes al sitio web comercial de un tercero.

Mantener una buena reputación

Crearte una buena reputación lleva mucho tiempo. Conseguirla aporta mucho para el éxito de un blog, pero también es algo puede desmoronarse rápidamente si no tienes cuidado.

Aquí abajo encontrarás cinco consejos para mantener una buena reputación sin dejar de ganar dinero:

1. Piensa siempre en el lector

Si encuentras una nueva fuente de ingresos o recibes una oferta para incluir anuncios, considera siempre la opinión y el punto de vista de tus visitantes antes de tomar ninguna decisión al respecto, por ejemplo:

  • ¿Qué les parecerá este nuevo tipo de publicidad?
  • ¿Qué efectos a largo plazo puede tener en tu reputación?

Si la respuesta a estas preguntas no es algo negativo, adelante con ello. Pero si tienes dudas, no arriesgues tu reputación solo por un nuevo beneficio potencial.

2. Recomendaciones honestas

¿Tú utilizarías el producto o contratarías el servicio que estás recomendando a tus visitantes? Esta es una pregunta que siempre deberías hacerte antes de trabajar con programas de afiliado.

Por desgracia, siempre hay afiliados que promocionan productos únicamente para obtener comisiones, aunque no sepan nada del mismo o incluso cuando este está recibiendo valoraciones negativas.

Los visitantes perciben esto rápidamente y a cambio tú obtienes una mala reputación. Por eso es importante ofrecer recomendaciones honestas que puedas defender.

3. Que no te ciegue el corto plazo

Para un afiliado, el momento de cobrar sus primeras comisiones es excitante. Y la tendencia a partir de ahí suele ser comenzar a recomendar otros productos u ofertas solo para ganar más.

Del mismo modo, si recibes ofertas para enlazar a otros sitios o fingir que te encanta un producto concreto, la emoción de recibirlas y la perspectiva de ganar más dinero pueden superar a la integridad que se espera del propietario de un sitio web.

Ten siempre en cuenta que la fuentes de ingresos que prometen funcionar a corto plazo pueden dañar tu reputación a largo y por tanto restar posibilidades de éxito sostenido en el tiempo. Así que tómate siempre un tiempo para reflexionar pensando en tus lectores y no te centres solo en el dinero, por muy tentador que sea

4. Información sobre la empresa

Cuando te lleguen peticiones para incluir banners de una empresa que quiere presentar productos a tus lectores, deberías buscar más información sobre la compañía.

Por lo general, ir a Google y buscar el sitio web de la empresa u opiniones de otros suele ayudar a tomar la decisión. Puede que algunas compañías encajen bien con tu  sitio, de la misma manera que puede que otras no. Así que no te limites a añadir banners de empresas solo porque te reportará dinero a corto plazo.

5. Un reparto equilibrado

Al final, todo se resume en encontrar un equilibrio entre el contenido y cualquier tipo de enlace o anuncio publicitario. Debes equilibrar tu contenido, la usabilidad de tu sitio y tu honestidad con la publicidad y los enlaces de afiliados. Tu prioridad número uno debe ser que los visitantes tengan una buena experiencia en tu sitio y quieran volver.

En resumen

El propietario de un sitio web que piense en sus visitantes teniendo en mente las consecuencias de sus acciones a largo plazo tendrá un éxito sostenido.La reputación de un sitio o blog es un importante factor de éxito que no debe condicionarse por la avaricia del corto plazo.

« »