Optimización de tu sitio web: Cómo hacer que tu blog se cargue más rápidamente

Asegúrate de que tu sitio web se carga lo más rápidamente posible y conseguirás que tu blog aparezca más arriba en los buscadores y que tus visitantes o clientes estén más contentos. Aquí van algunas medidas ganadoras y rápidas en cuanto a tiempos de carga

Muchos sitios web tardan demasiado en cargarse. Y sin embargo, la velocidad de carga se ha convertido en un importante criterio para Google y otros buscadores a la hora de posicionar las web en sus resultados de búsqueda, ya que la lentitud en la carga afecta negativamente a la experiencia del usuario. En este artículo te ofrecemos algunos consejos útiles y herramientas para mejorar de forma significativa el tiempo de carga de tu sitio web.

AQUÍ ENCONTRARÁS…

  • Por qué los tiempos de carga sin importantes
  • Cómo conocer la velocidad de carga de tu sitio
  • Qué medidas puedes tomar para mejorar tus tiempos de carga

¿Por qué importa la velocidad?

Seguro que la situación te resulta familiar: realizas una búsqueda en algún buscador, haces clic en uno de los resultados y… esperas. Si no ocurre nada (o no parece que esté ocurriendo demasiado), haces clic en el botón ‘Atrás’ de tu navegador y eliges otro de los resultados, muchas veces sin ser siquiera consciente de tu decisión.

Que los tiempos de carga más largos tienen una mayor ‘bounce rate’ o tasa de abandono y una peor experiencia de usuario es un hecho comprobado. Muchos estudios han demostrado de forma concluyente que las cargas lentas dan lugar a menos ventas, y los buscadores se toman muy en serio el tiempo de carga de los sitios web o blogs que muestran. Ya no se espera únicamente que las webs muestren contenidos relacionados con la búsqueda que haga el usuario, sino también que esos contenidos se carguen rápidamente y sean ‘user friendly’.

El desarrollo web ha evolucionado hacia un enfoque ‘los móviles primero’. Esto quiere decir que los buscadores prefieren el index de la página móvil que la de escritorio ya que, en la práctica, cada vez más usuarios entran a los sitios web a través de dispositivos móviles. En este contexto, la velocidad de carga es todavía más importante, dadas las limitaciones del ancho de banda y de los datos móviles.

Los robots de los buscadores, que controlan periódicamente el contenido y la estructura del menú de tu sitio web, lo hacen de forma más rápida si tu sitio web se carga rápidamente. Y si a esa velocidad se le une un contenido atractivo o útil, probablemente obtengas como recompensa un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda.

¿Cómo puedo trabajar la velocidad de mi sitio web?

En primer lugar es importante descubrir la velocidad de carga de tu sitio. Para hacerlo hay varias opciones, pero la más sencilla es visitar tu propia web desde un ‘smartphone’ u ordenador para comprobar su velocidad de carga. Sin embargo, esto puede resultar engañoso, ya que probablemente estés acostumbrado a la velocidad de carga de tu propio sitio web y de esta forma no podrás hacer una comparación objetiva con sitios web rivales. Por otra parte, el ‘caching’ (la recogida de componentes ya almacenados) que realice tu buscador puede dar lugar a una carga más rápida en tu caso que en el de un visitante cualquiera, lo que también condicionará tu comprobación.

Por eso, una forma más fiable de comprobar el tiempo de carga es PageSpeed Insights, un servicio ofrecido por el propio Google. Tan solo debes introducir la URL de tu sitio web en el campo de búsqueda y después hacer clic en ‘Analyze’. PageSpeed Insights evalúa la velocidad de tu sitio y te ofrece sugerencias para optimizarla tanto en ordenadores de sobremesa como en móviles, con una nota sobre 100. Se señalan las posibilidades de optimización y algunas sugerencias sobre cómo ponerlas en práctica. Cada una de estas medidas propuestas por PageSpeed Insights viene con consejos para ayudarte a ponerte con ellas.

En WebPageTest no solo puedes introducir tu URL, sino también elegir el buscador y el lugar desde el que debe hacerse la prueba. Esto te da información sobre cómo se comporta tu sitio al acceder desde tu país o desde cualquier otro: para los miembros de Afiliados de Amazon, esta función puede ser muy útil para asegurarte de que tu sitio web se carga con retrasos para toda tu audiencia.

Por último, con Which Loads Faster? puedes comparar la velocidad de carga de tu blog con la de otro sitio web rival: simplemente introduce las dos URL y en pocos segundos tendrás el resultado.

Todas estas herramientas son fantásticas para determinar la velocidad de carga de tu sitio. Sin embargo, PageSpeed Insights es probablemente la mejor, ya que te ofrece consejos prácticos paso por paso para optimizar tu sitio web y mejorar su velocidad. Google también te proporciona una visión general de las posibilidades de optimización aquí. También es buena idea comprobar las velocidades de carga de la competencia con estas herramientas.

¿Cómo puedo mejorar mi velocidad de carga?

Ahora que ya conoces con precisión la velocidad de carga de tu sitio web, aquí tienes algunas ideas generales sobre cómo mejorar sus tiempos de carga. Un factor importante suele ser la complejidad de tu sitio web: cuantas más tablas comparativas, imágenes de producto y elementos de diseño tenga, más scripts, hojas de estilo y archivos de imagen o HTML tendrán que cargarse en segundo plano.

Por lo general, para mejorar tu velocidad de carga deberías centrarte en los siguientes aspectos:

Optimiza tus imágenes

Cuanto más grande sea o mayor resolución tenga una imagen, más datos tendrán que cargarse. Cada imagen ralentizará la carga un poco más, así que asegúrate de mantener tus archivos de imagen lo más pequeños posible y controla que las dimensiones de estas tengan el tamaño mínimo necesario para tu sitio. Comprueba también que están a la escala adecuada.

Recuerda, por otra parte, que las imágenes deben tener una calidad suficiente, pero no demasiado alta. Hay programas gratuitos para optimizar las imágenes de tu sitio web y reducir su tamaño. Puede encontrar algunos aquí, en el resumen de PageSpeed Insights. Con estas herramientas te asegurarás de conseguir imágenes con el menor tamaño posible: a veces conseguirás una mejora de hasta el 80% sobre el tamaño original.

Habilita la compresión

La compresión puede reducir de forma significativa el tamaño de tu sitio web a la hora de cargarlo en el navegador, al comprimir los archivos HTML o CSS hasta un 70%. Por lo general el propio servidor realiza esta compresión, así que asegúrate de que dicha opción está habilitada en el tuyo. Una vez más, el resumen de PageSpeed Insights contiene consejos útiles para hacerlo.

‘Caching’ de tu sitio web

Una de las medidas de optimización más importantes en un sitio web lento es el ‘caching’. En la navegación web normal, una vez que se genera un sitio web, hay datos y elementos de la misma que se almacena (el famoso ‘caché), de modo que la próxima vez que el usuario quiera acceder a esa página, el servidor no tendrá que volver a cargar todos los datos de nuevo. Este proceso de caché acorta considerablemente los tiempos de carga.

Con los plugins especializados que encontrarás en WordPress puedes aplicar estas medidas de optimización a tu sitio. Entre ellos están los gratuitos WP Super Cache y W3 Total Cache, o el plugin de pago WP Rocket. Estos plugins son fáciles y rápidos de instalar, incluso para los principiantes.

En resumen

Un sitio web que tarde en cargarse no solo pone a prueba la paciencia de tus visitantes, sino que te expone a una alta tasa de abandono dada la mala experiencia de usuario que ofreces. Y los buscadores quieren ofrecer a sus usuarios resultados adecuados, unos tiempos de carga cortos y una buena experiencia de usuario: por eso, una página web lenta puede ser penalizada en los resultados de búsqueda con un peor posicionamiento, que suele dar lugar a menos visitantes y, en consecuencia, menos ingresos.

Para evitarlo, te aconsejamos seguir las recomendaciones de este artículo. Primero, recurrir a un servicio web como PageSpeed Insights para determinar la velocidad de tu sitio. Y después, adoptar las medidas de optimización adecuadas para asegurarte de que tu sitio se carga tan rápida y fluidamente como sea posible.

« »