5 fuentes de ingresos diferentes para blogueros en 2019

5 fuentes de ingresos diferentes para blogueros en 2019

¿Alguna vez te has preguntado cómo se hace exactamente para ganar dinero con un blog? A pesar de la gran cantidad de artículos que circulan por ahí hablando de sueldos de seis cifras y de la compra de seguidores, la mayoría del público general no tiene muy claro cómo se puede hacer un negocio viable sacándose selfis…

Como pasa con la mayoría de los sectores o negocios nuevos, no hay una respuesta sencilla. Sin embargo, las oportunidades son enormes en una industria (la del marketing de influencers) que prevé incrementar su inversión entre 5.000 y 10.000 millones de dólares anuales para 2020. Por ahora, hay 27.000 ‘influencers’ registrados en la Hacienda de Reino Unido, y se espera que esa cifra alcance los 100.000.

Aquí hemos preparado un resumen de las principales fuentes de ingresos que los blogueros pueden explorar en 2019, además de algunos recursos por si te interesa diversificar tu negocio. Hoy día es importante ser ágil, ser capaz de ver la situación con perspectiva y estar siempre innovando.

1. Colaboración con marcas

Siempre ha habido campañas de marketing, ya sea en tablones de anuncios, televisión o revistas. Es solo que ahora los blogueros se han subido al carro. Y a menudo las marcas prefieren aprovechar los seguidores y la credibilidad de un influencer que contratar a un modelo, ya que así los productos pueden aparecer de forma más natural y dirigirse al público realmente interesado.

Lo habitual es que una marca se ponga en contacto contigo con algunas instrucciones, una serie de ‘productos’ o resultados a entregar por tu parte y una fecha límite para hacerlo, y serás tú quien tenga que decidir si te cuadra o no. Aunque, si ya tienes una relación con una marca, también puedes proponerles ideas que encajen dentro de su estrategia de marketing.

Con el crecimiento de Instagram, puede que algunas marcas te pidan una mezcla de publicaciones en tu blog y en Instagram, vídeos de YouTube e Instagram Stories, o solo algunas de estas cosas. Otras campañas piden a los blogueros que adopten el papel del modelo tradicional, apareciendo en el sitio web de la marca o incluso en prensa impresa, o a través de sus distintos canales de comunicación.

La proliferación de podcasts y newsletters también permite colocar contenidos promocionales en dichos formatos. Lo más importante es que cada publicación aparezca claramente marcada como publicitaria, algo que normalmente se hace poniéndolo en el pie de foto o la descripción.

Aprende todo esto con la agencia Fohr y su serie ‘A Drink With James’ para hacerte una idea de cómo funcionan estas campañas desde el punto de vista de las marcas y conocer las tendencias del sector.

2. Enlaces de afiliado

Los enlaces de afiliado son una forma de que los creadores de contenido, blogueros, o dueños de una página web ganen una comisión cada vez que alguien realiza una compra a través de un enlace rastreable. Básicamente, cuando el usuario hace clic en uno de esos enlaces, se guarda una ‘cookie’ en su ordenador o dispositivo y, mientras la ‘cookie’ siga activa (generalmente durante 30 días), cualquier compra que el usuario realice en ese sitio web le reportará una comisión al bloguero o creador de contenido.

Comprar a través de tus enlaces de afiliado es una forma en la que tus seguidores pueden apoyarte, ya que no tiene ningún coste extra para ellos. También te ayudarán a conocer mejor qué tipo de productos les interesan y así tendrás información sobre sus gustos y preferencias para poder dirigirte a las marcas adecuadas a ofrecerles una colaboración. Estos enlaces también pueden incluirse en enlaces o en tus Instagram Stories.

3. Productos digitales

Blogueros reconocidos como Vix Meldrew, Sara Tasker o Coco’s Tea Party han creado fuentes de ingresos ‘pasivas’ a través de cursos, libros electrónicos o webinarios. Preparar estos materiales exige una importante inversión de tiempo, pero puede tener su recompensa.

La principal ventaja es que con ellos tendrás una fuente de ingresos alternativa en la que apoyarte si las colaboraciones con marcas tardan en llegar, y además es una buena oportunidad de mimar y proveer de contenidos a tu comunidad. En sitios como Udemy o Teachable encontrarás formas de crear cursos.

4. Creadores de contenido ‘freelance’

Si tienes pocos seguidores y un estilo fotográfico propio y genuino, esta es una opción ideal. Puede que recibas ofertas para crear fotos o imágenes que luego las marcas puedan usar en sus distintas plataformas y canales. Como las comisiones o pagos por estos trabajos pueden ser más bajos que por publicaciones en Instagram, muchos influencers suelen preferir cobrar una cantidad diaria por jornada de trabajo empleada.

Una super influencer que ha triunfado con esto es Chriselle Lim. Lim lanzó Cinc Studios, su propia agencia de producción, que crea contenido para las marcas con su estilo pulcro.

5. Charlas y conferencias

También pueden aparecer numerosas oportunidades para hablar en público en eventos, conferencias, en charlas internas de las marcas o en medios de comunicación tradicionales. Esto llega si consigues posicionarte como un experto en cierto sector o si eres pionero en hacer alguna de las cosas que te encantan.

¿Te gusta la sostenibilidad? Pues una buena forma de destacar en el tema es empezar a grabar un podcast o hablar a la cámara en Instagram Stories de forma regular. Investiga sobre cuáles son los principales eventos a lo largo del año (p.ej. Stylist Live, Glamour Beauty Festival) y ponte en contacto con las marcas y las agencias de producción con suficiente antelación.

Si no funciona, plantéate combinar ambas fuentes de ingresos proponiendo tu propio evento a alguna marca. Cuanto más te expongas y más muestres que estás haciendo cosas diferentes, más atención obtendrás.

« »