Seguimiento y monitorización

Google Analytics: 11 acciones prácticas para impulsar tu blog

Martin Trauzold
Martin Trauzold
Última actualización diciembre 11, 202016 Minutos de lectura
Google Analytics: 11 acciones prácticas para impulsar tu blog

Si buscas aumentar la audiencia de tu blog, Google Analytics es una de las herramientas más útiles que hay, ¡y es gratis! Si te tienta gastarte dinero en publicidad de pago como Google Ads para dar un empujoncito a las visitas de tu sitio web, espera un momento.

Antes de echar mano a la cartera, enlaza tu sitio con el panel de control de Analytics y accede a un nivel de datos y conocimientos que no tenías hasta ahora. Simplemente analizando los distintos elementos de tu blog, Google Analytics te proporcionará un resumen de la ‘salud’ general de tu sitio y de dónde puedes mejorar.

Pronto te resultará una herramienta indispensable, con sus consejos con fundamento sobre la demografía de tus visitantes y lo que buscan tus usuarios o su sugerencia de centrarte en contenidos responsivos para dispositivos móviles.

Aquí van 11 formas en las que la información de Google Analytics puede ayudarte a multiplicar tu audiencia:

Optimiza tu contenido

Una cosa está clara: lo que debería atraer audiencia a tu blog son tus contenidos. Puedes retocar el diseño y su navegabilidad todo lo que quieras; si no ofreces contenido atractivo, no servirá de nada.

Pero ¿cómo puedes saber si tu contenido es realmente atractivo? Ahí es donde Google Analytics te puede ayudar.

Una de las estadísticas o métricas más básicas es la de Páginas vistas.

Tabla con el resumen de páginas vistas de Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra cómo se miden las páginas vistas en Google Analytics.

Cuanto más páginas vistas, más interesante es el contenido. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta otros factores.

Si tienes páginas con porcentajes de rebote bajos, puede significar que tu contenido conecta con los lectores y los anima a leer tus publicaciones y otros contenidos.

Y de la misma manera, un porcentaje de rebote alto a menudo querrá decir que tus visitantes no se han llevado una buena impresión de tu página o que el contenido no les ha enganchado a primera vista.

La buena noticia, en este caso, es que tus problemas se pueden resolver fácilmente.
Centrándote en aquellas páginas que ofrecen pruebas de tener contenido atractivo, Google Analytics te permitirá entender qué funciona y qué tienes que mejorar.

Analiza y mejora el comportamiento de tus visitantes

Combinando algunas de las métricas clave que encontrarás en tu panel de control en Google Analytics podrás obtener una visión bastante completa de cómo interactúan tus visitantes con tu blog. Y una vez que entiendas qué les gusta y qué no, podrás adaptar tus contenidos a sus intereses.

Tabla de resumen de audiencias en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra el número de visitantes nuevos y el de aquellos que vuelven.

Otra información útil es la que te permite clasificar a tu audiencia en función de su edad, sexo, procedencia… Si estás considerando meterte en el marketing de afiliados, es muy útil conocer la demografía de tus lectores para así entender qué tipo de recomendaciones les pueden interesar.

Tabla del resumen de los datos demográficos de tu audiencia en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra un gráfico de barras y otro de tarta para entender los datos demográficos de tu audiencia.

No pierdas de vista las búsquedas en tu sitio

Si aún necesitas más información de qué es lo que tus lectores buscan en tu blog, asegúrate de echar un vistazo al informe de Búsquedas en el sitio en la pestaña Comportamiento.

Este apartado registra todas las búsquedas que tus visitantes realizan dentro de tu propio sitio, y te ayudará a hacerte una idea de lo que buscan una vez que llegan a tu página.

Tabla de resumen de páginas vistas por URL en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra el número de búsquedas dentro del sitio, ordenadas por URL.

Que el número de búsquedas en tu sitio sea alto es una buena noticia, porque significa que en lugar de marcharse, tus visitantes deciden quedarse e insisten en encontrar el contenido que habían venido a buscar.

No dejes escapar oportunidades para llegar a nuevas audiencias

Google Analytics no solo te aporta información sobre tu audiencia actual, sino también sobre quiénes podrían llegar a convertirse en tus lectores y dónde puedes encontrarlos. Revisando el apartado Adquisición de usuarios, podrás descubrir de dónde viene la mayoría de tu audiencia orgánica.

Tabla de resumen de las fuentes de adquisición de tráfico en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra de dónde viene tu tráfico.

Por ejemplo, si tienes una plataforma de Instagram y te va muy bien redirigiendo a tus seguidores hacia tu(s) blog(s), debes reforzar mucho más ese embudo de audiencia.

Si una parte importante de tus lectores llegan desde esas plataformas, lo más lógico es que en ellas haya todavía más potenciales usuarios esperando a que llegues a ellos.

Utiliza Analytics para mejorar tu tasa de conversión

A pesar de ser una de las métricas más importantes, a menudo hay malentendidos en torno al porcentaje de rebote. Este no se refiere al tiempo que se pasa en una página, sino al número de visitantes que abandonan tu sitio después de haber visitado una sola página.

Aunque los motivos de esos ‘rebotes’ de tu audiencia pueden ser varios, lo ideal es que el porcentaje de rebote sea bajo, sobre todo en el caso de los blogueros.

Te interesa que tus lectores hagan clic en los enlaces que hay en tus páginas e interactúen con tu sitio, no que lean un post y se marchen. Sobre todo si te dedicas al marketing de afiliados, ya que convertir a tus lectores en clientes potenciales de tus socios es un paso esencial para aumentar tus ingresos.

Si tienes un porcentaje alto de rebote y tus contenidos no dan lugar a interacciones o clics en tus enlaces, el primer paso es echar un vistazo al diseño y maquetación de tu sitio.

¿Has colocado enlaces a temas relacionados en la barra lateral o dentro del contenido? También puede ser que lo que necesites sea crear una conexión entre tus distintos posts. Podrías por ejemplo referirte a un post más antiguo e incluir una llamada a la acción (una invitación a releerlo) al final de tu artículo.

Estos son ajustes muy sencillos que pueden hacer que tu audiencia se quede más tiempo en tu sitio web.

Identifica tus mejores posts e imita sus virtudes

Una de las mejores funciones de Google Analytics es la que te permite inspeccionar el rendimiento de tu sitio página por página. Así podrás descubrir qué páginas o posts han funcionado especialmente bien y comparar su contenido con el de otras para determinar cuál ha sido la clave del éxito.

Tabla de comportamiento del contenido del sitio en todas las páginas, en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra las páginas visitadas, ordenadas por URL.

La visibilidad y el tráfico de un post pueden depender de muchas cosas, no solo de haber incluido una palabra clave de moda. Una vez hayas identificado qué factores han hecho triunfar a una página concreta, incorpóralos a tu forma de crear nuevos posts.

Gráfico resumen del flujo de comportamiento, en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra la página en la que comienzan los usuarios y su primera y segunda interacciones.

En este aspecto puedes ir incluso más allá, creando posts con contenidos parecidos pero de distintos estilos. Al ver cuál de ellos funciona mejor, descubrirás qué estilo es el que mejor encaja con lo que buscan tus lectores.

Mejora la experiencia de usuario

Antes el comportamiento de los usuarios no era tan relevante para el rendimiento de un blog, pero en los últimos años se ha convertido en un factor que Google toma muy en cuenta a la hora de posicionar los sitios en los resultados de búsqueda. Lo que, desde el punto de vista de Google, tiene bastante sentido.

A la hora de posicionar los sitios en sus resultados de búsqueda, Google persigue que sus usuarios vean primero los sitios que mejor encajan con lo que buscan.

Y aunque haya sitios en los que los términos de búsqueda y los metadatos coincidan exactamente, que el comportamiento de los usuarios que los han visitado antes sea pobre puede hacer que estos pierdan posiciones en el ránking.

Si tu sitio no es capaz de demostrar que engancha a la gente y que los lectores pasan tiempo en él, Google concluirá que tu contenido no vale tanto la pena

Puede que tengas la sensación de que son cambios menores o que simplemente estás ordenando un poco tu blog, pero unos pequeños ajustes para mejorar la experiencia de los usuarios pueden ser esenciales.

El lenguaje con el que te diriges a tus visitantes es uno de ellos. Si al mirar los datos demográficos observas que tienes una audiencia que llega desde muchos países y habla distintos idiomas, puede ser una buena idea simplificar tus textos al máximo e incluir más vídeos y contenidos visuales.

Puede parecer simplista, pero pequeñas acciones como hacer tu contenido más accesible tienen un impacto considerable en tu posicionamiento en los buscadores y, en consecuencia, en tu tráfico potencial.

Detecta y elimina las páginas lentas

Aunque la paciencia sea una cualidad admirable, escasea bastante entre los usuarios de Internet. Piensa en la última vez que visitaste una página y las imágenes o los vídeos se tardaban en cargar. Lo más probable es que desistieras y te fueras a otro sitio a buscar alternativas.

La velocidad de carga es esencial para las tiendas online, pero también para los blogs. Quizá tengas la tentación de llenar tu página de vídeos impactantes y contenidos muy visuales, pero eso puede ralentizar el tiempo de carga de tu página de forma dramática.

Google Analytics puede señalarte qué páginas tardan en cargarse. Y entonces podrás empezar a mejorarlas o directamente eliminarlas.

Pero, antes de que este consejo te haga pasarte al extremo minimalista, deberías echar un vistazo a algunos plugins que te permiten comprimir el tamaño de tus contenidos.

Al final, lo que quieres es adelgazar tu página para que sea más apreciada por los navegadores.

Tabla resumen de la velocidad del sitio, en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra la velocidad de carga de páginas del sitio web.

Una vez hayas optimizado el tiempo de carga, deberías ver cómo tu porcentaje de conversión y tu posicionamiento en las búsquedas mejoran. Un ajuste tan sencillo tiene una gran recompensa, así que no olvides revisar el tiempo de carga de tus páginas.

Usa los informes para identificar tus propios KPI

Aunque pueda sonar raro lo de establecer indicadores clave para tu propio rendimiento (Key Performance Indicators o KPIs, por sus siglas en inglés) fuera de tu horario laboral, marcarte objetivos es un elemento clave para el éxito de tu blog. Y es algo que puedes hacer directamente en tu panel de control de Analytics.

Tabla resumen de objetivos de conversión, en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra cómo activar tus objetivos de conversión en Google Analytics.

Si tienes unos objetivos hacia los que avanzar, podrás asegurarte de que tu blog sigue creciendo de forma sostenible.

Tabla resumen de configuración de objetivos de conversión, en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra cómo fijar nuevos objetivos de conversión en Google Analytics.

Si necesitas ayuda para determinar qué indicadores debes tener en cuenta al establecer tus metas y KPI, puedes buscar inspiración en las principales métricas de Google Analytics:

  • Crecimiento de la audiencia: controlar el crecimiento de tu audiencia orgánica a lo largo de periodos concretos (mensual, semanal o trimestralmente) es una métrica clave.
  • Páginas vistas: Al comparar las ‘páginas vistas’ con las ‘páginas vistas únicas’ verás si tu audiencia vuelve de forma regular a algunos contenidos concretos. Si produces posts que la gente visite varias veces, échales un vistazo para ver qué es lo que los hace tan atractivos.
  • Segmentación de tu audiencia: Al controlar qué parte de tu audiencia es nueva y cuántos son visitantes que ya han estado antes entenderás mejor cómo crece tu página y qué atractivo tiene en las páginas de resultados de búsqueda.

Extrae lecciones de tus informes mensuales

Los informes mensuales de Analytics te ayudarán a fijar tus metas, pero también son cruciales para identificar áreas potencialmente problemáticas. Te permitirán descubrir qué páginas faltan en el índice del sitio o si hay redirecciones incorrectas, entre otros obstáculos para el crecimiento de tu blog.

Tabla de personalización del panal de control, en Google Analytics. Esta captura de pantalla muestra cómo personalizar fácilmente tu panel de control de Google Analytics.

Te recomendamos hacerte una lista de deberes a partir de cada reporte, y asegurarte de que abordas cada problema lo antes posible.

Si haces esto habitualmente, empezarás a detectar los problemas antes de que surjan y así podrás producir contenidos más coherentes y atractivos para los buscadores y para tu audiencia.

Monitoriza el crecimiento y no pierdas la perspectiva

Zamora no se ganó en una hora. Tenlo en cuenta a la hora de marcarte objetivos y evaluar tus progresos. Google Analytics te puede alertar de las áreas problemáticas de tu blog nada más registrarte, pero trabajar en tu visibilidad a través de las búsquedas orgánicas es un proceso que requiere mucho más tiempo.

Si al controlar tus métricas ves que las cosas van bien, ¡perfecto! Pero no te fustigues si la audiencia de tu blog no se dispara en pocos meses. Lo mejor es comparar el tráfico en periodos amplios de tiempo (cada mes o incluso cada año): así tendrás una idea mucho más clara de cómo crece tu audiencia.

Recuerda: hacer las cosas de forma sostenible puede llevarte por un camino más lento, pero es casi siempre más seguro y estable y sentarás unos cimientos sólidos para cuando llegues a la cima.

¿Quieres empezar a trabajar con Google Analytics hoy mismo?

¿Necesitas más información sobre cómo incrementar la audiencia de tu blog con Google Analytics? Echa un vistazo a nuestra guía para Google Search Console, y aprende a reforzar tu blog con estas herramientas aquí.

Contenidos