¿Cuál es la diferencia entre marketing de afiliados y marketing de influencers?

Con la creciente popularidad de las redes sociales y los contenidos patrocinados, el marketing de afiliados y el marketing de influencers se han convertido en dos elementos clave en cualquier estrategia potente de marketing digital. Aunque hay algunos parecidos claros entre ambos conceptos, es importante entender lo que los diferencia antes de decidir cuál es la mejor opción para ti.Ambas estrategias de marketing son formas efectivas de dotar a tu marca o producto de una plataforma al tiempo que te aseguras de llegar a una audiencia ya establecida. Reforzar tus mensajes de marca es algo esencial, tanto si lo haces a través de los fans de un influencer como si lo consigues mediante la audiencia de alguien que se dedique al marketing de afiliados. Apoyarte en terceros es crucial para convencer y ganarte a tus clientes potenciales.

En este artículo descubrirás más sobre los parecidos y, sobre todo, sobre las principales diferencias entre el marketing de afiliados y el de influencers. Así estarás más preparado para crear una estrategia que te ayude a alcanzar tus objetivos de marketing y a fortalecer aún más tu marca personal.

¿Qué es el marketing de influencers?

Definamos un poco mejor qué es realmente el marketing de influencers y en qué consiste en la práctica: una empresa o una marca se fijan en un personaje conocido, por lo general con muchos seguidores en redes sociales, y le piden que lo use y lo recomiende ante sus fans. De la misma forma que los famosos prestan su imagen a marcas de moda, un influencer puede apoyar un producto con su nombre. A diferencia de los famosos, en cambio, los influencers suelen predicar con el ejemplo. Y aquí es donde las ventajas de recurrir a influencers son más obvias:

  • El uso diario de las redes sociales garantiza que la audiencia estará ahí cuando un influencer utilice un producto o servicio. En lugar de recomendar los productos o servicios, por lo general los influencers los mientras los usan.
  • Aunque la mayoría de los influencers trabajan con productos concretos, se pueden alcanzar acuerdos para períodos largos. Convertirse en marca de referencia de un influencer puede aportar confianza y respeto para la marca, además de reforzar sus mensajes.
  • Aunque la mayoría de los usuarios vieron con perplejidad cómo las normas de las distintas redes sociales empezaron a etiquetar algunas publicaciones como contenido patrocinado, esto se ha convertido en una práctica habitual en la industria. En general, publicar estos contenidos patrocinados no ha tenido un coste para la credibilidad de los influencers, así que la mayoría de ellos han seguido recomendando productos de forma eficaz.
  • Una ventaja adicional de los influencers es su versatilidad. A la hora de pagar las colaboraciones, las empresas tienen otras opciones además del dinero: a cambio de su apoyo, muchos influencers aceptan recibir descuentos, crédito para gastar o productos gratis.

¿Qué es el marketing de afiliados?

A diferencia de lo que ocurre con los influencers, las empresas y marcas que trabajan con afiliados les retribuyen con comisiones y porcentajes. Los blogueros y las personalidades de las redes sociales son opciones habituales a la hora de seleccionar afiliados, ya que suelen gozar de la confianza de sus lectores y seguidores y pueden integrar fácilmente recomendaciones de productos en sus contenidos habituales. En concreto, este es el caso de los creadores de contenidos dirigidos a una audiencia de nicho, como los expertos en fitness o bienestar que recomiendan vitaminas y productos similares. Las estrategias de marketing de afiliados también traen consigo otros beneficios:

  • Una de las grandes ventajas de trabajar con blogueros es que crean contenido de larga duración. Mientras las redes sociales se refrescan diariamente, los posts en blogs pueden convertirse en temas que no caducan. Así, quienes visiten por primera vez un blog pueden encontrar posts escritos meses anteriores y aun así leerlos y hacer clic en el enlace a los productos o servicios recomendados.
  • Otro punto a favor del marketing de afiliados es la mayor iniciativa por parte de los colaboradores, ya que los afiliados tienden más a ponerse en contacto directamente con los programas de afiliados. Así que, aunque la relación pueda ser menos estrecha, las marcas y empresas no tienen que invertir tanto tiempo en identificar a sus potenciales colaboradores.
  • El nivel de independencia es también más elevado. Con herramientas y recursos dedicados a ello, los afiliados pueden crear por sí mismos las recomendaciones de productos. En lugar de tener que escribir un guion para el influencer, tener un afiliado hace que este pueda incluir los banners prediseñados o el código html en su plataforma online de forma autónoma.

Aunque a menudo la figura del influencer y la del afiliado se solapan –ya que hay personajes que actúan por ambas vías– el sistema de pago y la estrategia detrás de cada una de estas asociaciones es muy diferente.

¿Cómo decidir entre una estrategia de afiliado o de influencer?

En los primeros pasos de planificación de una campaña, decidir si trabajar con afiliados o con influencers puede resultar complicado. Sin embargo, hay dos cuestiones decisivas que pueden ayudarte a decantarte por la opción más adecuada para ti:

1. ¿Qué objetivos te has marcado?

Si piensas en los objetivos concretos que te hayas marcado será más fácil decidir si te conviene una estrategia de marketing de afiliados o de influencers. ¿Tu proyecto pasa por ofertas concretas o persigue concienciar a la audiencia sobre una nueva campaña? Entonces probablemente te convenga optar por los influencers. La oportunidad de obtener atención en tiempo real para un producto o servicio es una Buena forma de explicarlos y hacerlos llegar a tu audiencia, y los influencers enseguida llamarán la atención de sus seguidores.

Por contra, si tu plan se centra en el largo plazo, o quiere ir lanzando productos o servicios poco a poco, los afiliados son la mejor opción. Los blogueros y creadores de contenidos que ya tienen material que se puede conectar con tu marca ofrecen una buena vía para aprovechar su fortaleza SEO y sus seguidores de nicho. Y así, al definir y estrechar el grupo de personas con las que te quieres comunicar, reducirás tu gasto al tiempo que incrementas el número de redirecciones.

2. ¿A qué audiencia te diriges?

Es una pregunta obvia al esbozar tu estrategia de marketing, pero merece la pena insistir sobre ella. Antes de elegir entre influencers y afiliados, repasa quiénes forman tu audiencia y cómo consumen contenidos.

Para exponer a tu marca o tus servicios al mayor número posible de personas, trabaja con un influencer que comparta tus mensajes de forma rápida y efectiva. En cambio, si quieres seducir a una audiencia más pequeña y específica, elige un bloguero o creador de contenido que encaje con tu campaña y lanza tus mensajes a través de sus contenidos. Es una elección entre llegar a mucha gente o hablar directamente a una audiencia más interesada y propensa a comprar.

No tengas miedo de adaptarte y cambiar

En cualquier caso, cabe la posibilidad de que los objetivos y detalles de tu proyecto cambien y evolucionen con el tiempo. Y aquí es donde entra en juego la enorme ventaja de todos los tipos de marketing digital: su flexibilidad. Si en algún momento crees que te equivocaste al decidir entre una vía u otra, simplemente prueba la que descartaste. De hecho, también puedes optar por probar ambas –influencers y afiliados– desde el principio.

Algunos ejemplos de marketing de influencers y de afiliados

Ahora que ya te sabes la teoría de ambos conceptos, veamos cómo funciona cada uno en realidad con algunos ejemplos de las plataformas más populares.

Influencers en Instagram

Cuando los influencers promocionan un servicio o producto ante su audiencia, suele haber una call to action (CTA) clara. Los métodos más habituales suelen ser una invitación a deslizar hacia arriba en las Stories de Instagram u ofrecer un código promocional con el que las ventas que se hagan a través del mismo pueden relacionarse fácilmente con la acción del influencer.

Otras llamadas a la acción pasan por pedir a los seguidores que utilicen un hashtag concreto o que etiqueten a amigos. En realidad, no importa cómo se pase el mensaje: el fin es dirigir a los usuarios a comprar el producto o servicio o, al menos, a averiguar más sobre el mismo.

Afiliados blogueros

A diferencia del impulso inmediato que las estrategias de influencers suelen dar a las ventas, el marketing de afiliados es algo más sutil. Un ejemplo de cómo funciona es un anuncio que enlace a productos relacionados con un post, como por ejemplo, un anuncio que enlaza a cepillos de maquillaje desde un post sobre rutinas de belleza.

Aunque esta es una llamada a la acción (CTA) menos directa que un post dedicado enteramente a recomendar un producto, también hace que la audiencia sienta que hacer clic en el enlace o gastarse el dinero son decisiones completamente suyas. Y eso prepara el terreno para futuras ventas, ya que los lectores verán el blog como una fuente de información útil e imparcial.

¿Por dónde empiezo?

Ahora que ya dominas lo básico, es hora de descubrir qué estrategia es mejor para ti. Tanto los influencers como los afiliados tienen ventajas y desventajas, así que o queda otra que decidir por ti mismo buscando lo mejor para tu proyecto. Y no te olvides que no tienes por qué optar por uno u otro: ¡ambas estrategias pueden adaptarse y ajustarse para alcanzar prácticamente cualquier objetivo!

« »