Cómo reforzar tu contenido y marketing para atraer tráfico internacional

Hay tres tipos de cosas a las que debes prestar atención: el SEO, el contenido y las redes sociales. En cada una de estas categorías encontrarás una lista de medidas a llevar acabo: ¡revisémoslas!

SEO

La cantidad de trabajo y tiempo que decidas dedicar al SEO dependerá de lo que saques en claro de la investigación de palabras clave, que es un importante primer paso. Prueba a usar el Keyword Planner de Google y utiliza los filtros por localización e idioma para determinar el volumen de búsqueda de tus palabras clave más habituales en las regiones que te interesen. Busca también términos alternativos que puedan ser más populares en los mercados a los que te diriges.

Modifica tu contenido ya existente con criterios SEO

Tanto si has decidido optimizar tu sitio completamente o prefieres limitarte a hacerlo con ciertos contenidos (enseguida discutiremos qué opción te conviene más), te centrarás sobre todo en la estructura de la URL y el idioma. Respecto a la estructura, la empresa de software para marketing y estadísticas Moz dice que hay varias opciones: “un dominio de alto nivel para el código de país (country code top-level domain – ccTLD), un subdominio, un subdirectorio o subcarpeta, un gTLD con parámetros de idioma o… un nombre de dominio completamente diferente”. Haz clic aquí para conocer los pros y los contras de cada una de estas opciones de la mano de Moz.

En lo que se refiere al idioma (en breve abordaremos el tema de las traducciones), todo se reduce a los “hreflang tags” , también llamados meta tags de idioma. Son piezas de código que les dicen a los buscadores en qué idioma(s) se ofrecen tus contenidos. La ventaja es que esto ayuda a Google y otros a proporcionar al usuario la versión más adecuada de tus contenidos de acuerdo con su idioma preferido.

Para ello se tiene en cuenta el idioma local del usuario (identificado en función de su dirección IP) o el idioma en el que realizó la búsqueda. Esto quiere decir que, si el usuario está en EE UU, pero hace una búsqueda en español en los resultados le aparecerá la versión española en lugar de la versión en inglés.

Aunque no hay ninguna garantía de que incluir hreflang tags dispare tu posicionamiento en los buscadores — es solo un factor más entre muchos — sí ayudará a que la versión más adecuada de tu página sea la que aparezca más arriba. Puedes colocar los hreflang tags in en el marcador de la página, tu encabezado HTTP o el mapa del sitio. Puedes leer más sobre los hreflang tags aquí.

Si todo esto te está sonando demasiado técnico, no te preocupes: esta fantástica guía para el SEO internacional de Moz desmenuza toda esta información para hacerla digerible. Aun así, si no tienes un webmaster que gestione tu página, puede que este sea un buen momento para contratar un experto externo.

Crea contenido nuevo para palabras clave nuevas

Si en tu investigación de palabras clave has descubierto que los términos en los que sueles centrarte no tienen tanto éxito entre esas audiencias internacionales y/o que en esas audiencias hay muchas búsquedas de términos que no sueles optimizar pero que encajan con tu marca y tus temáticas, probablemente merezca la pena crear nuevas piezas en torno a dichos términos. Esto no significa que ahora tengas que aumentar de forma dramática tu producción de contenidos y tener distintos planes de trabajo para cada una de tus audiencias. Ve poco a poco, haciendo lo que puedas: ¡algo siempre es mejor que nada!

Contenidos

Hay trucos simples y complejos que puedes aplicar a tu contenido para aumentar tu audiencia global. Una vez más, recurre a aquellos que mejor te vengan en este momento.

Crea nuevos contenidos para países concretos

Más allá de la investigación de las palabras clave, una buena forma de identificar oportunidades en el extranjero es hacer un análisis de los contenidos por país en Google Analytics (o lo que sea que uses para monitorizar el tráfico de tu web, esto funcionará sea cual sea la herramienta a la que recurras). Se trata de hacer precisamente eso: analizar cuáles de tus contenidos tienen éxito en función del país.

Mira a ver qué puedes descubrir con estos análisis: ¿qué temas tuvieron éxito en qué zonas? Después, crea tus nuevos contenidos en función de esos hallazgos.

Adapta tu contenido más exitoso para hacerlo más inclusivo

Ya has producido algunas piezas excelentes que son las que atraen gran parte de tu tráfico (esas que podríamos llamar “contenidos clave” o “pilares de tu contenido”). Podrías hacer que más gente las disfrute y comparta con unos sencillos ajustes:

  • Explica aquellos conceptos más regionales: piensa en el lenguaje que usas, el argot, o sus usos, y retira la jerga y los clichés locales cuando sea posible. Aporta contexto que ayude a los de fuera a entender de qué hablas.
  • Ten cuidado con los dichos locales: frases como “está lloviendo a cántaros” pueden confundir a lectores de otros países. Revisa los dichos y refranes si es posible.
  • Ojo con las referencias a las estaciones del año o a eventos concretos: No todo el mundo se va de vacaciones en las mismas fechas que tú, ni sufre el invierno en la misma época. Asegúrate de tener en cuenta estos detalles.
  • Convierte las monedas, las unidades de medida, etc. De nuevo, adopta una perspectiva global y aporta también las cifras en otras divisas o sistemas de medición.

Estos cambios — quizá republicando y volviendo a promocionar los posts actualizados — ayudarán a que lectores de todo el mundo se acerquen a tus mejores trabajos… ¡y con suerte se quedarán!

Traduce tu contenido (o parte de él)

Lleva las cosas a otro nivel y pasa de incluir a tus visitantes globales a adaptar las cosas para ellos ofreciéndoles versiones de tu trabajo traducidas completamente para ellos. Aunque la traducción es algo con lo que deberías tener cuidado —y contar con algún hablante nativo del idioma en concreto para que las revise— realmente genera un cambio importante a la hora de hacer que tus visitantes se sientan bienvenidos. Aquí tienes una lista de servicios y herramientas de traducción a tener en cuenta.

Redes sociales

Tu acción en las redes sociales puede ir desde unos arreglos rápidos a una profunda revisión estratégica. Una buena forma de enfocarlo es poner en marcha los primeros este mismo mes, y dedicarse a la segunda en el próximo trimestre.

Programa publicaciones en redes para otras zonas horarias

Aunque los algoritmos de las redes cambian constantemente y es prácticamente imposible predecir la visibilidad que tendrán tus posts, parece que el momento en el que los publique sigue siendo un factor a tener en cuenta. Los posts decaen rápidamente y a veces publicaciones que despegan por la mañana en tu zona horaria se apagan por la tarde y es posible que nunca lleguen a ser vistos en otras regiones. Así que asegúrate de programar algunas actualizaciones durante las horas más populares en cada una de las zonas horarias a las que pretendas llegar.

Extiende tu presencia en redes a otras plataformas

La popularidad de cada red social varía en función del país. Facebook lidera sin discusión en términos globales, pero hay otras plataformas muy populares por el mundo. (Echa un vistazo a estos mapas globales de las principales redes en cada región y a esta lista de plataformas alternativas por lugar). También cambia país por país el modo en el que los usuarios reparten su tiempo entre las distintas redes.

Echa un vistazo a tu estrategia de redes desde el punto de vista de tu audiencia internacional: ¿quizá necesitas tener más presencia en otras plataformas? Una a la que deberías prestar mucha atención (si es que no lo estás haciendo ya) es WhatsApp. Como explica Sumo, WhatsApp “tiene más usuarios que LinkedIn, Twitter y Pinterest juntos.

Este año han rebasado la marca de los 1.000 millones de usuarios, llegando a cada rincón del mundo a excepción de la Antártida. Tómate tu tiempo para analizar todas estas cuestiones. Algunas te exigirán serios esfuerzos, pero todas te ayudarán a enganchar a los lectores internacionales. ¡Y eso merece la pena!

« »