¿Cómo me meto a bloguero? La guía definitiva

Los blogs son una gran forma de hacerte un nombre en internet y te ofrecen una plataforma natural para colocar tus contenidos. Sin embargo, antes de lanzarte a crear uno hay una serie de cosas que deberías tener en cuenta. Aquí detallamos los pasos que no deberías saltarte y las cosas que debes tener cubiertas antes de darle al botón de publicar.

¿Qué es un blog y qué beneficios te puede ofrecer?

En pocas palabras, un blog es una serie de artículos y contenidos, conocidos como posts. Por lo general, los blogs se muestran como una lista de posts en la que puedes navegar hacia abajo, en la que los publicados más recientemente aparecen arriba. Para hacer más sencilla la navegación, es habitual que los blogs se etiqueten para poder encontrarlos por categorías o con términos de búsqueda específicos.

Una cosa importante es que los blogs pueden tratar de cualquier tema: tanto si quieres crear contenido sobre tus cafés favoritos, tus vacaciones o las compras que has hecho en el último mes. La clave de todo, que no deberías olvidar, es que las publicaciones en tu blog deben ser regulares. Mientras que la mayoría de los sitios web tienen un contenido más o menos fijo, lo que hace los blogs atractivos es el hecho de ser actualizados regularmente.

Pero, ¿por qué necesitarías tu una plataforma de contenidos? ¿para qué deberías empezar a bloguear? Aquí van las tres principales ventajas:

  • Harás contactos: Harás contactos importantes y obtendrás reconocimiento en tu campo. Si refinas tu blog e investigas bien los temas sobre los que vas a escribir, podrás ser reconocido como un experto en el tema. Esto incrementará tu valor como afiliado para los vendedores o distribuidores si después decides enrolarte en el marketing de afiliados.
  • Crearás un centro de conocimiento: Bloguear es crear información y colocarla en el espacio público, y una buena forma de compartir conocimientos. No solo conectarás con gente interesada en los mismos temas que tú, sino que podrás intercambiar ideas y conocimiento sobre los mismos. Las secciones de comentarios de los blogs pueden ser una buena fuente de debate y permiten tener conversaciones reales en torno a tus posts.
  • Obtendrás ingresos de forma pasiva: Ganar dinero desde casa es una buena razón para meterse a bloguear. Los blogueros famosos pueden ganar cantidades sorprendentes de dinero, y si uno se dedica a escribir sobre un tema que le encanta, puede ser una forma fácil de obtener ingresos. Sin embargo, producir contenido de alta calidad requiere mucho trabajo. Aun así, la idea de ganar dinero por dedicar algunas horas semanales a crear contenido es una de las principales razones por las que la gente se mete a bloguear.

Si te gustaría crear un blog con potencial para ganar dinero con él, lo único que necesitas es un tema que te interese con el que puedas atraer a la audiencia a tu sitio. Si eliges una temática que ya te interese de por sí, será más fácil encontrar la motivación para publicar contenido atractivo de forma regular.

¿Por qué los blogs siguen funcionando en 2019?

Al final, bloguear es una forma de compartir tus intereses y pasiones con una audiencia más amplia. En 2019, los blogs siguen siendo una oportunidad para conectar con gente que piensa de forma similar y comparte tu pasión por ciertos temas. Y de la misma manera que el blogueo se ha expandido, también lo han hecho los temas que se cubren.

Así que siempre puedes ponerte a escribir sobre temas clásicos como los viajes o la moda, pero también podrías hacerlo sobre comics o productos de belleza coreanos, si esos son tus intereses. Mientras escribas sobre algo que te importa, tu audiencia conectará con tu emoción y permanecerá enganchada.

Otro motivo por el que los blogs siguen funcionando en 2019 es por la posibilidad de usarlos como plataforma de marketing de afiliados. Los blogueros que cuentan con una audiencia ya establecida que confía en sus opiniones pueden empezar a obtener ingresos gracias a sus recomendaciones de productos. Simplemente uniéndose a una red de afiliados, podrán enlazar a productos concretos y llevarse una comisión del vendedor o distribuidor si consiguen que su audiencia haga clic en esos enlaces colocados en el blog.

Los inconvenientes de crear tu propio blog

Hay algunas cosas a las que un potencial bloguero debería prestar atención para evitar caer en las trampas más habituales. Llevar un blog puede requerir más compromiso del que parece aun cuando escribas de algo que te encanta. Aquí van algunas cosas que deberías tener en cuenta antes de emprender este viaje:

  • Problemas técnicos: No hace falta ser un mago de la programación para hacer despegar tu blog, pero es importante que entiendas algunos conceptos básicos. Los plugins, el SEO e incluso los enlaces remunerados pueden atascarse si eres totalmente nuevo en esto de montar un sitio web. Hacerlo con un sistema de gestión de contenidos como WordPress te quitará parte de ese estrés, pero, aun así, los pequeños fallos que cometerás pueden ser muy frustrantes e incluso costosos.
  • Feedback: Producir contenidos para el público puede ayudarte a sentirte muy realizado. Ver a la gente expuesta a tus ideas y opiniones puede ser muy reconfortante y a menudo proporciona un buen chute de confianza a los blogueros principiantes. Sin embargo, siempre encontrarás a gente a la que no le guste tu trabajo y que sienta la necesidad de hacértelo saber, y no siempre de la forma más amable. Aunque esto puede ser un elemento negativo de convertirse en un bloguero, las opiniones negativas no son lo habitual. Esfuérzate siempre por poner las cosas en perspectiva.
  • Pérdida de tiempo: A menudo, bloguear requiere mucho tiempo. Investigar, escribir y editar, todo eso lleva tiempo. Y si empiezas a tener en cuenta el SEO, necesitarás más tiempo todavía, ya que tendrás que empezar a producir textos más largos y completos para obtener un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda orgánicos. Además, construir una audiencia y generar ingresos con esta actividad es algo que también requiere mucho tiempo.

Aunque sea bueno tener todo esto en mente cuando vayas a lanzar un blog, que no te echen atrás. La potencial recompense de tener un blog exitoso compensan con creces estas preocupaciones. Ahora que lo sabes, ya puedes prepararte para lanzar tu blog con una mentalidad más preparada y mejor informada.

Blogueo para principiantes

Si has valorado los pros y los contras de crear un blog y aun así te sientes listo para lanzarte, deberías leer la siguiente guía paso a paso sobre cómo ponerlo en marcha:

¿Cómo configuras un blog?

La configuración de un blog se puede resumir en cinco pasos clave:

1. Ponle un nombre

Antes de nada, necesitarás encontrar un nombre para tu blog. Si te preocupa el hecho de que tu nombre favorito ya lo haya elegido alguien, verás que la mayoría de los servicios que proporcionan dominios o alojamiento te informarán de qué sitios ya han sido registrados. Además, te ofrecerán alternativas similares que todavía estén libres.

El nombre de tu blog será lo primero por lo que tu audiencia te reconocerá, así que es vital encontrar algo que sea reconocible y esté relacionado con la temática. Puede ser una buena idea escribir una lista con algunas de las palabras clave relacionadas con el tema de tu blog y a partir de ellas crear distintas variaciones con frases pegadizas.

2. Súbelo a Internet

La forma en la que la gente verá tu blog depende en gran medida del servicio de alojamiento que escojas. La opción de optar por una plataforma gratuita siempre está ahí, pero si piensas en ganar dinero con tu blog, quizá merezca la pena invertir en algo un poco más fiable.

Estas son algunas de las cosas a tener en cuenta cuando elijas un servicio de alojamiento web para tu blog:

  • Velocidad
  • Seguridad
  • Asistencia

3. Diseña tu blog

Una vez hayas cubierto las cuestiones básicas —elegir un nombre y un servicio de alojamiento— será hora de entrar en el meollo del asunto y diseñar tu blog. La mayoría de las plataformas para blogs tienen de hecho un backend simplificado, así que no debes temer que las cosas se pongan demasiado técnicas.

Lo más seguro es que tengas que trabajar con un CMS (Sistema de Gestión de Contenidos, por sus siglas en inglés) para organizar tus posts, crear los formatos y editar tus contenidos. La mayoría de los CMS (como por ejemplo WordPress) son extremadamente sencillas para el usuario, así que no necesitarás conocimientos de experto para asegurarte de que tu blog tenga la apariencia que deseas que tenga.

WordPress es una elección bastante popular gracias a su simplicidad y a la variedad de plugins y personalizaciones disponibles. Más del 60% de los blogs funcionan en WordPress, incluso los de sitios enormes como Forbes o TechCrunch.

Pero, elijas el CMS que elijas, asegúrate de que eliges el diseño y la plantilla con cuidado. Podrías pensar que el contenido es lo más importante, pero el impacto visual que genere tu sitio también afectará al tráfico. Un estudio de Google y la Universidad de Basilea descubrió que los usuarios juzgan un sitio web en función de su estética y asumen su funcionalidad en 1/50 de segundo. ¡La primera impresión cuenta!

4. Empieza a crear tu contenido

Una vez que tengas el nombre y hayas diseñado el sitio, probablemente ya tengas una buena idea de por dónde empezar a crear tu contenido. Pero, como con todo en la vida, tener una estrategia sólida te ayudará a ahorrar tiempo y a asegurarte de que tus posts siguen un camino coherente.

En esencia, un calendario editorial es un esbozo de los posts que escribirás o los temas que cubrirás y en qué fechas lo harás. Esto te permitirá planificar temas importantes o debates colaterales, así como organizar tus investigaciones de forma más productiva. Pero, ¿cómo puedes encontrar los temas para tu calendario?

El brainstorming o tormenta de ideas es algo básico, pero efectivo. Garabatea tantas ideas o términos relacionados con la temática de tu blog como se te ocurran. Piensa en algunas de las preguntas que tú mismo te hayas hecho sobre el tema en cuestión, pues es posible que tu audiencia potencial comparta tus dudas. También hay por ahí algunas herramientas de búsqueda de palabras clave, como Twinword Ideas, que te ayudarán a añadir algunas nuevas a tu nube de palabras. Una vez tengas algunas ideas potentes, organízalas en una hoja de cálculo. Ahí podrás poner tus ideas y clasificarlas según:

  • Cuánto se ajusten al tema de tu blog
  • Cuánto las estén demandando tus lectores
  • Cuánto tráfico potencial podrían generar

También merece la pena echar un vistazo a lo que hacen otros blogueros de tu temática y descubrir cuáles de sus posts han sido compartidos o visitados más veces. Recuerda que bloguear también consiste en trabajar dentro de una red, así que el trabajo de otros es muchas veces una fuente de inspiración accesible e interesante.

5. Empieza a promocionar tu blog y a ganar dinero

A estas alturas tu blog ya habrá tomado forma: habrás preparado tanto el diseño como el contenido. Solo te queda pensar en tu audiencia y en cómo podrá encontrarte.

Es cierto que promocionar tu contenido puede llevar tiempo, pero en cuanto veas aumentar las estadísticas de tu sitio verás claramente que merece la pena. Además, si también pretendes empezar con el marketing de afiliados, tu blog debe gozar de buena salud en cuanto a tráfico ya que, de otro modo, no verás mucho retorno de tus enlaces de afiliado.

La regla general es invertir en promocionar tus contenidos al menos el doble de tiempo que invertiste en crearlos. Estas son algunas vías para promocionar tu blog:

  • Redes sociales: Más allá de compartir tu blog con tu red de amigos y familiares, no debes dudar en promocionarlo en páginas que estén relacionadas con la temática. Por ejemplo, si escribes sobre moda o diseño, podrías comentar en los posts en Facebook de una revista de moda e incluir enlaces a tu propia página.
  • Entrevista a gente de tu red: Una buena forma de ganarte una audiencia es relacionarte con personas o blogs de renombre. Si tienes contacto con alguien del mundo de los blogs que ya cuente con una audiencia importante, entrevistarlo te permitirá generar contenido al tiempo que promocionas tu propia página.
  • Relaciónate con otros blogueros: Establecer una relación con otros blogueros a través de los comentarios o de las redes sociales es una buena forma de labrarte un nombre en una temática concreta. Si mantienes una dinámica positiva, es posible que blogueros más conocidos te mencionen en su propio contenido.
  • Establece una lista de correos: Si vas a trabajar duro para conseguir audiencia, tiene sentido que también lo hagas para retenerlos. Asegúrate de que tu audiencia siente una conexión contigo y sigue visitando tu blog comunicándote con ellos regularmente y presentándoles contenidos atractivos.

Este último punto quizá sea el más importante. Ponerte en contacto periódicamente con tu audiencia es una buena manera de mantenerlos interesados y enganchados a tu contenido. Incluye un formulario de registro en tus posts y verás cómo acumulas direcciones de correo electrónico de forma fácil y rápida. Una vez tengas suscriptores, podrás gestionar tus newsletters con servicios gratuitos como MailChimp.

Avisar a tu audiencia cuanto publiques contenidos nuevos ayuda a aumentar el tráfico y a asegurarte de que tus lectores no se pierdan ninguno de tus trabajos.

Consejos de blogueo para ponerte a funcionar rápidamente

Tu blog ya está listo y tú estás preparado para hacer clic en ‘publicar’ y presentar al mundo tu primer post. Pero, ¡un momento! Antes de poner tu blog en línea, aquí van tres consejos rápidos para ayudarte a empezar con buen pie.

1. Genera contenido potente

Una cosa es escribir de lo que te gusta, y otra hacerlo de manera efectiva. Para asegurarte de que tu contenido es todo lo bueno que debería ser, aprovecha los recursos que hay online como las guías para escribir SEO y otras herramientas como Yoast. Este es un plugin gratuito que te ayuda a asegurarte de que tu contenido ‘le gusta’ a Google y es adecuado para aparecer en posiciones altas de forma orgánica en las búsquedas.

2. Genera contenido honesto

Conseguir una audiencia fiel es un factor clave para mantener el éxito de los blogs, y los lectores que vuelven suelen ser fuertes impulsores del tráfico de un sitio. Asimismo, la fidelidad de la audiencia es un activo importante si decides pasarte al marketing de afiliados, ya que se fiarán de tus recomendaciones e impulsarán tus ventas trabajes con el socio de afiliados con el que trabajes. Por eso, es importante mantener un nivel alto de honestidad en lo que haces.

3. Genera contenido con sentido

Siguiendo tu calendario editorial, dedica una cantidad preestablecida de tiempo cada semana a trabajar en tu blog. Como principiante, es importante que consigas hacerte un hueco con contenido con sentido y de alta calidad. Crear tu propia audiencia será vital para conseguir y mantener el éxito, así que asegúrate de tenerlo en cuenta mientras trabajas.

Al reservar algo de tiempo para ello es menos probable que publiques posts de forma apresurada. Así también te será más fácil tener a tu audiencia objetivo en mente cuando te pongas a producir contenido.

En resumen…

Aunque hay unas cuantas cosas que debes tener en cuenta antes de tirarte de cabeza, crear tu blog es una buena forma de hacerte un nombre en Internet. Al crear un espacio propio y único, conectarás con una audiencia y una red de personas que comparten tus mismos intereses o aficiones.

Además, si consigue construir tu propia audiencia, podrás llegar a obtener ingresos de tu blog. Conceptos como el marketing de afiliados son una buena forma de monetizar tu trabajo duro y la creación de contenidos.

Como acabamos de señalar aquí, crear un blog solo requiere unos pocos y sencillos pasos.

¿Por qué no probarlo?

« »