Cómo encontrar productos para tus reseñas

Como participante del Programa de Afiliados de Amazon.es, no solo es importante que anuncies los productos que encajen con tu tema a través de un enlace de Afiliado: también debes escribir tus propias reseñas de esos productos, que resulten útiles para tus lectores.

La diversidad de productos es muy grande y no siempre es fácil para tus visitantes encontrar rápidamente el producto que buscan.
Por eso es importante que presentes los productos en tu sitio web o blog en forma de reseñas sobre su uso en tu día a día. Esto genera confianza en los lectores y te convierte en un auténtico bloguero, ya que podrás probar realmente los productos y hacer tus propias fotos.

En el siguiente artículo nos gustaría mostrarte por qué es importante que solo comentes sobre artículos que realmente tengas y también modos de adquirirlos a precios razonables.

Escribe solo sobre productos que hayas tenido

Si el producto se ha demostrado interesante bajo tu punto de vista, puedes recomendarlo a tus lectores sin problemas de conciencia, pero también habrás tenido tu propia experiencia con el mismo, lo que aporta mucho valor añadido a tus lectores.

Por ejemplo, sabrás exactamente para qué uso es particularmente apropiado, o si es fácil de utilizar. También si es tan silencioso como afirma el fabricante o mete mucho ruido, o si en la práctica se acerca a aquello que promete. Porque sabrás de lo que hablas.

A diferencia de otras falsas reseñas que se pueden encontrar por internet –la mayoría copiadas o creadas a partir de información ya existente– tu reseña con una experiencia propia y fotografías exclusivas tomadas por ti mismo pueden diferenciarte de la competencia. De este modo también podrás responder a las preguntas concretas que te lleguen sin inventarte nada. Ese valora añadido que aportan este tipo de reseñas tiene otras ventajas adicionales:

  1. Tus visitantes rápidamente detectan si realmente has usado el producto o no. Y esto genera confianza, lo que puede tener una influencia positiva en tus ingresos. Google también se dará cuenta de que tus reseñas tienen información novedosa, lo que puede mejorar tu posicionamiento en las búsquedas.
  2. Puedes sacar tus propias fotos sobre el producto, y desde ángulos que aún no estén en internet, lo que aporta mucho valor a quienes estén interesados en conocerlo. Estas nuevas imágenes también le interesan a Google y pueden mejorar tu posicionamiento.
  3. Incluso puedes crear un vídeo sobre el producto, que también te distanciará de tus competidores. El vídeo resalta la autenticidad de tu reseña y da a tus visitantes una buena visión del producto en poco tiempo.

Cómo conseguir el producto que te interesa a un precio razonable

Especialmente cuando crece el número de reseñas escritas, surge la cuestión de dónde comprar el mejor producto y, sobre todo, el más barato. Lo típico, por supuesto, es comprarlo nuevo y en su embalaje original. Pero, a no ser que quieras hacer un vídeo de cómo lo desempaquetas (“unboxing”), para la presentación y prueba del producto esto no es necesario en absoluto.

Los productos reacondicionados (Warehous Deals) de Amazon son una buena vía para conseguir productos para tus reseñas a bajo precio. Los productos reacondicionados son aquellos devueltos o ya probados que se ofertan a un precio menor. Amazon intenta así colocar los productos que le han sido devueltos por los usuarios sin daños dentro del periodo de devolución que ofrece.

Allí encontrarás muchas ofertas de productos probados con todas las ventajas de comprar en Amazon.es, como el derecho de devolución, la atención al cliente o el envío prioritario si eres usuario de Amazon Prime. En los Productos Reacondicionados puedes, por supuesto, dar por hecho que el estado de cada uno de ellos ha sido revisado.

Siempre verás el estado respectivo del producto (por ejemplo: “usado”, “sin usar”, “envoltorio no original”…etc). Es una buena alternativa a comprar directamente los productos ‘nuevos’ en sus envoltorios originales.

Y si has probado un producto para reseñarlo y no le encuentras más uso, puedes colocarlo en portales como eBay o wallapop. Puede que no consigas el precio que pagaste por él pero, dependiendo del producto y de lo que hayas hecho al probarlo, no deberías aceptar una cantidad mucho menor.

Por otro lado puedes intentar conseguir los productos que te interesen directamente de su fabricante. Este camino, por supuesto, depende mucho de qué vayas a probar y del éxito de tu blog o sitio web. No hay ninguna garantía de que lo consigas por esta vía, pero siempre puedes intentar que te lo den gratuitamente.

Y finalmente, todo puede ser más barato si alquilas o te dejan prestado el producto. Algunas de las conocidas tiendas de electrónica o de bricolaje ya ofrecen productos en alquiler. También puedes preguntar a tus amigos o conocidos por si lo tienen. Es una muestra más de que siempre hay modos de encontrar productos a precios bajos o incluso conseguirlos de forma gratuita.

« »