Cómo dar consejos en tu sitio

Para ganar dinero con tu propio blog o sitio web tu contenido debe aportar información práctica y útil. Esto no se aplica solo a las recomendaciones de productos, sino a cualquier consejo que des o recomendaciones que hagas en las que asumas el papel de ‘experto’ o autoridad sobre un tema.

Aquí algunas cosas que debes hacer y otras a evitar cuando des consejos.

AQUÍ ENCONTRARÁS…

  • Qué tipo de consejos ofrecer
  • Cómo ofrecer consejos de forma responsable
  • Qué evitar

Gana dinero con tus consejos

Para hacer dinero en Internet no basta con entender la tecnología, el tráfico, y las fuentes de ingresos. La confianza que generes entre tus visitantes es muy importante para el éxito, pues solo se tomarán en serio tus recomendaciones y harán clic en tus enlaces hacia Amazon si confían en tu contenido.

La tasa de redirecciones y la tasa de conversión aumentarán de forma significativa. Esta confianza puede mejorarse escribiendo consejos y recomendaciones para abordar las necesidades, preocupaciones y problemas concretos de tus visitantes.

Cómo hacerlo

Está demostrado que recurrir a tu propia experiencia te ayuda a ofrecer los mejores consejos. Los ejemplos e historias personales suelen ser bien recibidas e incrementan la confianza en tus recomendaciones. Intenta siempre ofrecer distintas opciones y no dar un solo consejo o recomendación para un producto concreto.

Por último, cada visitante es distinto, y distintos grupos de objetivo requieren diferentes consejos. Es importante ser honesto y pensar a largo plazo. La única forma de hacerte un buen nombre en Internet y garantizar la satisfacción de tus lectores es proteger tu credibilidad. Incluye otras opiniones contrastadas, ya que así incrementas la credibilidad de tus consejos.

También es importante actualizar regularmente tus recomendaciones de compra y consejos para que no se queden obsoletos e inexactos. Y no te centres en los datos técnicos del producto. En vez de eso enfatiza las ventajas y beneficios que tendrá para el lector. La idea básica es que intentes ofrecer una solución al problema del visitante.

Qué evitar

  • Ten cuidado con las promesas. Puede que realmente creas que estás recomendando el mejor producto, pero no deberías decir que es “el mejor”. En vez de eso, di que has tenido muy buenas experiencias con él. Lo “mejor” siempre es subjetivo.
  • Por lo general, deberías extremar tu prudencia en algunas áreas temáticas. Los consejos en campos como el derecho o la medicina están muy regulados y nunca deberían ser cosa de gente sin la cualificación adecuada.
  • Nunca deberías basar tus recomendaciones en el valor de las comisiones que ofrece un determinado programa. Recomienda aquello que usarías tú mismo, y a largo plazo te verás recompensado por ello.
  • No afirmes haber probado un producto o servicio cuando no lo has hecho. No solo porque un engaño, sino porque además puede tener consecuencias legales.

¿Tienes experiencias?

Para dar consejos honestos y fiables suele ser vital tener experiencia en algún campo. Por ello, deberías escoger tu propio nicho, en el que te manejes y puedas realmente recomendar soluciones y productos con total confianza.

Puede ser útil ponerte en el lugar de tus visitantes, entender sus necesidades y problemas y actuar en consecuencia. Imaginar que recomendarías a tus amigos o familia puede ayudarte a conseguirlo.

« »